Internacional

Avión implicado en accidente en Japón no tenía permiso para despegar, revelan

Accidente dejó cinco personas muertas; disciplina permitió realizar evacuación "milagro"

Un avión de guardacostas implicado en una colisión mortal en el aeropuerto tokiota de Haneda no tenía autorización para despegar, informaron las autoridades japonesas. En el accidente murieron cinco guardacostas.

El avión colisionó el martes en la pista con una aeronave de pasajeros de Japan Airlines (JAL).

De acuerdo con las transcripciones de las instrucciones del control de tráfico aéreo justo antes del accidente, el Airbus A350 de JAL tenía permiso para aterrizar. En cambio, no se dio permiso para despegar al Bombardier Dash-8 de los guardacostas.

Según las autoridades, el vuelo de JAL tenía permiso para aterrizar en la pista 34R de Haneda, mientras que al avión de los guardacostas se le dijo que “rodara hasta el punto de espera C5”, un lugar del sistema de calles de rodaje del aeródromo donde los aviones esperan permiso para entrar en la pista activa para despegar.

El avión de los guardacostas acusó recibo de la llamada del tráfico aéreo para rodar hasta el punto de espera. Esa fue su última transmisión antes de la colisión.

“Un milagro”, la evacuación a tiempo de pasajeros

Pasajeros del vuelo de JAL dijeron haber visto humo en la cabina y haber sentido un calor sofocante tras el aterrizaje, pero “un milagro” permitió que evacuaran a tiempo, antes de que la nave se incendiara.

Te puede interesar:  Murió Nicandro Díaz, productor de televisión y teatro

Tras el choque en la pista con un avión de un equipo de guardacostas el pánico estalló en la cabina, en medio de los llantos de niños y de bebés y los gritos de pasajeros que rogaron que los dejaran salir de la nave, según un video captado por uno de los viajeros que fue difundido por los medios japoneses.

“¡Por favor déjennos salir!”, gimió en llanto un niño.

Los miembros de la tripulación mantuvieron el orden y pidieron a los 379 pasajeros que cooperaran: “No saquen sus equipajes de la cabina, por favor”.

Una pasajera relató a varios medios locales que el olor a humo penetró en la cabina generando pánico.

Las puertas no se abrieron y todo el mundo empezó a entrar en pánico”, contó.

“Empezó a hacer mucho calor dentro del avión y para ser sincera, yo pensé que no iba a sobrevivir”, dijo otra pasajera a la cadena NHK.

La tripulación evacuó a los 379 pasajeros con toboganes inflables, pero cinco de los seis ocupantes del otro avión murieron en un incendio desatado por la colisión.

“Es un milagro que hayamos sobrevivido“, declaró un pasajero del vuelo comercial al diario Nikkei.

La nave siniestrada llevaba a un equipo de guarda costas a la zona afectada por el terremoto que dejó más de 60 muertos el día de Año Nuevo. Solamente sobrevivió el piloto y sufrió heridas de gravedad. El piloto afirmó que sí tenían permiso de despegar.

Te puede interesar:  Fuerzas Armadas de Ecuador recuperan control de las cárceles

De acuerdo con los bomberos 14 de los pasajeros sufrieron heridas leves.

Los expertos en aviación señalaron que el hecho de que la evacuación fuera ejecutada acatando las instrucciones al pie de la letra impidió que la nave se convirtiera en una trampa mortal.

“Los pasajeros parecen haber seguido las instrucciones como en un manual”, explicó a la AFP Terence Fan, de Singapore Management University.

Las aerolíneas deben tener la capacidad de evacuar a todos los pasajeros y tripulantes de un avión en 90 segundos, explicó a AFP Doug Drury, experto de la Universidad Central Queensland de Australia, para ajustarse a la norma establecida por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Los fabricantes deben diseñar los aviones para se pueda ejecutar la evacuación en este lapso y los tripulantes están entrenados para lograrlo, agregó el experto.

Para Drury la evacuación del JAL516 fue llevada a cabo de forma “impecable”.

Fan señaló que un problema es que puede haber ambigüedad sobre cuándo comienzan a correr los 90 segundos.

“Según los videos difundidos, parece que la tripulación se tomó un tiempo antes de decidir qué salidas iban a usar”, explicó.

“Probablemente los pilotos necesitaban un contacto con los responsables de la tripulación de cabina antes de tomar una decisión. Afortunadamente, la naturaleza del accidente hizo que la estructura del avión permaneciera intacta el tiempo suficiente para que todos pudieran evacuar”, agregó.

El fabricante francés del avión anunció el envío de un equipo de espcialistas para ayudar en la investigación sobre las causas del accidente.

Fuente
El Universal
Back to top button