Guerrero

Guerrero, el más afectado por la tercera ola de COVID-19

El incremento de contagios, hospitalizaciones y defunciones podría hacer que el estado vuelva a semáforo rojo

Sigue subiendo el pico de contagios en esta tercera ola, el caso de Guerrero es uno de los más delicados, en los primeros cinco días de este mes han muerto 131 personas por COVID-19 y los datos de nuevos contagios por día son los más altos desde el inicio de la pandemia; en las próximas horas el estado podría pasar a semáforo rojo.

“Por los hijos uno hace todo. Por un hijo todo hace uno. ¿Cuánto ha estado aquí, me decía? 8 días. El martes hice 8 días. ¿Aquí sentadita? Sí”, María Elena Ávila Sales, mamá de un enfermo de COVID

Doña María cumplió una semana y dos días fuera del hospital general Raymundo Abarca Alarcón, en Chilpancingo, Guerrero, a la espera de noticias de su hijo internado por COVID-19.

Paul, de 29 años de edad, es el hijo de doña María y uno de los 514 pacientes que se encuentran hospitalizados hasta este jueves en el estado de Guerrero a causa del Coronavirus.

“Lo más difícil es cuando ve a su hijo, a su enfermo, que no puede respirar, que le falta el oxígeno. Y llego aquí y gracias a Dios, Dios me puso en este lugar para que me lo atendieran y fue bien atendido, fue bien recibido y eso le doy gracias a Dios”, María Elena Ávila Sales, mamá de un enfermo de COVID.

Este jueves los nuevos contagios de COVID en Guerrero sumaron 840, 11 menos de los reportados ayer que fueron 851, una de las cifras más altas reportadas en un solo día, desde que inició la pandemia.

“El récord fue el día de ayer con 851. Hoy son 840, nos vamos directamente a la tasa de incidencia de casos activos en donde tenemos 4 mil 545 casos activos que se concentran fundamentalmente en Chilpancingo, Acapulco, Zihuatanejo y Ometepec”, Carlos de la Peña, secretario de Salud de Guerrero.

“Para que ustedes observen la diferencia de cómo esta última ola es más fuerte que las dos anteriores. Es más, diríamos, vertical mirando el cielo, para que pudiéramos comprender el ejemplo. Es notablemente más vertical mirando al cielo. Esto quiere decir que la ola que estamos viviendo en estos días es la más compleja, es la más dura, es la más difícil”, Héctor Astudillo Flores, Gobernador de Guerrero.

Actualmente, el estado de Guerrero reporta casi un 70 por ciento de ocupación hospitalaria por COVID-19 en la entidad. De 775 camas disponibles 514 están ocupadas.

La sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud en Guerrero, reconoció que faltan insumos y espacios para atender a los pacientes con coronavirus.

Artículos relacionados

Back to top button