SaludTaxco

De manera sorpresiva directivos del hospital Adolfo Prieto renuncian a sus cargos

Por: Alejandro Gómez Sotelo.

De manera sorpresiva, el director y subdirectora del hospital general “Adolfo Prieto” de Taxco, Francisco Gutiérrez Fitz y Rosario González Galarza, respectivamente, renunciaron a sus cargos del área de gobierno y estarán regresando a sus plazas, donde el primero se desempeña en el área de ginecología y la segunda en pediatría, por lo que el nosocomio se encuentra sin autoridades desde hace cuatro días.

La renuncia de Gutiérrez Fitz se presentó el 14 de Octubre cuando finalizó legalmente el sexenio de Héctor Astudillo Flores, mientras que la dimisión de González Galarza tuvo lugar un día después, sin embargo, no explicaron el motivo de su salida de los cargos y entre sus allegados se conoció que la medida fue motivada por cambio de gobierno que estará bajo las siglas de Morena y a la designación de un nuevo director del hospital.

“Antes de que los destituyan decidieron renunciar a sus cargos de gobierno, pero van a seguir en sus antiguas áreas de trabajo, eso nos dijeron”, mencionaron allegados a los ex directivos, quienes dejaron entrever el nerviosismo de éstos por la llegada de la nueva titular de la Secretaría de Salud (Ssa) en Guerrero, Aidé Ivarez Castro, quien dentro de su plan de trabajo estaría poniendo orden en la dependencia y atendiendo las denuncias de corrupción en nosocomios como el de Taxco.

Los ex directivos llegaron al cargo en el 2018, pero a las pocas semanas de labor un grupo de agremiados a la sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), denunciaron lo que consideraron actos de corrupción, atropellos, abuso de autoridad, represalias, desvío de recursos, desabasto de medicamentos y equipos, hostigamiento laboral, así como el despido injustificado de enfermaras y médicos ajenos a su grupo político.

Por medio de varias marchas en las calles de Taxco, médicos y enfermeras acusaron a los entonces directivos del hospital general de haber llevado a la ruina al nosocomio y de sumergirlo en el descredito, además de ordenar el despido injustificado de personas que si cumplían sus funciones diariamente, para colocar en esos espacios a gente cercana a la dirigente sindical, Beatriz Vélez Núñez, como pago a favores políticos recibidos.

Los acusaron de haber sido omisos en su obligación de recuperar las acreditaciones en los programas de Hospital de Calidad, Insuficiencia Respiratoria en el Recién Nacido y Operación de Cataratas, por medio de las cuáles recibían hasta 40 millones de pesos independientemente de su presupuesto federal asignado.

Por las renuncias de Francisco Gutiérrez Fitz y Rosario González Galarza, desde hace cuatro días el hospital general se encuentra sin autoridades con el poder de decisión y se desconoce quién podría firmar por ausencia, en caso de presentarse algún caso de urgencia administrativa.

Back to top button